Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


tesis:proyecto

~~ODT~~

Atención: esta wiki no refleja la última versión de la obra.
El trabajo se continuó en una versión LaTeX y el PDF resultante puede
ser accedido aquí.

En la portada de esta wiki, también podrá encontrar las fuentes LaTeX.

Proyecto de investigación

Índice tentativo

  1. Introducción al tema (5)
  2. Descripción del problema (1)
  3. Desarrollo (30)
  4. Conclusiones (4)

Frases que deben estar

“(…) es posible pensar y organizar nuevos ejercicios de ciudadanía (..) y nuevas formas de ciudadanía -colectivas y no meramente individuales: ejercicios y formas basados en formas político-jurídicas que, al contrario de los derechos generales y abstractos, incentiven la autonomía y combatan la dependencia burocrática, personalicen y localicen las competencias interpersonales y colectivas en vez de sujetarlas a patrones abstractos (…)” (De Sousa Santos, 2001:181)

Objeto / pregunta de investigación

Se estudiarán algunos procesos de incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la sociedad, en particular, el espacio de lucha por la construcción de la sociedad de la información. Para entender estos procesos, se hace necesario tomar el concepto de campo de Bourdieu, definiéndolo a través de dos características: por un lado, es una configuración relacional dotada de una gravedad específica, por otro, es un espacio de conflictos y competencia (Bourdieu, 2008: 45).

En este sentido, existe un…

”conflicto entre dos formas de construcción de la sociedad de la información: el modelo de la propiedad intelectual basado en la producción y gestión selectiva de una escasez artificialmente inducida y el modelo del copyleft basado en la libertad de circulación de saberes y técnicas que genera un procomún de recursos y contenidos a través de la recombinación y mejora acumulativa y distribuida de procesos digitalizados”.(González Barahona et al, 2006: 162). 1)

Según Wink y Maldonado, “el modus operandi del copyleft visibiliza un conflicto entre dos formas de construcción de la sociedad de la información: el modelo de la propiedad intelectual y el modelo distributivo. Mientras el modelo de la propiedad intelectual se basa en la producción y la gestión selectiva de una escasez inducida, el modelo del copyleft pone en común saberes y técnicas demostrando prácticamente su viabilidad” (Wink, 2009: 3).

Por tanto, es posible pensar las TIC como un campo, donde puede identificarse un subcampo de producción y difusión de software. Este subcampo, tiene diversos actores en lucha: en primer lugar están aquellos actores que conforman modelos restrictivos de producción y distribución de software, entre las que se encuentran empresas multinacionales como Microsoft y Apple, empresas locales, instituciones (Instituto de Computación de la Facultad de Ingeniería) y cámaras empresariales como la CUTI (Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información) (ex Cámara Uruguaya del Software 2)).

Estos agentes, son parte de las áreas hegemónicas que defienden y promueven el modelo de patentes y licencias establecido. En palabras de Alfredo Falero:

“Las nuevas áreas de la revolución cognitiva implican la competencia por patentes y mercados y proponen formas para la privatización de lo común y la captación de la economía del saber” (Falero, Alfredo, 2008: 97).

En segundo lugar existen otros agentes que promueven nuevas formas de producción, distribución y difusión del software, basadas la libre circulación de saberes. Estos pueden ser grupos de usuarios (UyLUG, Ubuntu Uruguay, Debian Uruguay, etc..), grupos de técnicos (Montevideo Libre), instituciones estatales (CSIC, intendencias departamentales, etc) y paraestatales (RAPCeibal), empresas (La Nave, Insophia) y cooperativas de trabajo (Coworking Montevideo).

El objeto de estudio de este trabajo serán los grupos que impulsan el segundo modelo mencionado, en el campo de la producción y distribución de software, es decir aquellos que se auto denominan defensores del Software Libre (SoL). Se restringirá el universo a los grupos que funcionan principalmente en la capital del país, y se explorarán las tensiones y estrategias de estos grupos en pugna por el poder simbólico en el escenario planteado anteriormente. En resumen, se intentará responder a la siguiente pregunta: ¿existe un movimiento de Software Libre en Uruguay? y en caso de que exista, ¿qué características presenta?

Se intentará describir la illusio que los empuja a estas batallas simbólicas, sus motivaciones en la especificidad del campo mencionado, hacer una radiografía de los mismos. ¿Por qué impulsan el SoL? ¿Por qué quieren promoverlo? ¿Qué espacios sociales están en juego? ¿Qué implicaciones tiene esta batalla para el resto de la sociedad?

Introducción

“El software libre es la única y la mayor biblioteca técnica del planeta. Digo esto porque el software libre es el único campo en el que una persona puede evolucionar desde la ingenuidad al máximo estado del arte, en todo lo que este campo en particular contiene. Y esto simplemente leyendo el material que está a disposición universal y de forma gratuita allá donde exista acceso a la red. Éste es el único y el mayor programa de desarrollo intelectual del mundo. El sistema legal que lo hace factible, la GNU General Public License, con la cual tengo alguna experiencia íntima, ha conseguido crear el mayor y más extenso programa de intercambio de conocimientos del mundo y sin coste alguno” (Eben Moglen en González Barahona, 2006: 202)

¿Qué es el Software Libre?

La revista “Actitud emprendedora” en su número 12, del año 2008, recomendaba una serie de programas gratis para administración de una pequeña empresa y proponía una clasificación de los mismos:

“[…] en cuanto a nivel de inversión básicamente podría decirse que hay cuatro tipos: el software por suscripción, el comprado, el diseñado a medida y el gratuito[…]”

Por otro lado, Alén Pérez Casas, luego de su definición de programa informático, proponía una clasificación primaria (tomada de Microsoft):

“La clasificación primaria que se puede hacer del Software los divide en: sistemas operativos, que son los programas básicos que hacen funcional a la computadora, por un lado y por otro, Software de aplicación, que dirigen las distintas tareas para las que se utilizan las computadoras[…]”

En esto de las clasificaciones, no podemos olvidar a Foucault, que afirma que “no hay ninguna semejanza ni distinción que no sea el resultado de una operación precisa y de la aplicación de un criterio previo” (Foucault, 1966:5). En este sentido, creemos que para entender el problema de esta investigación, es necesario comenzar por establecer otro criterio para la clasificación de los programas informáticos (utilizaré el anglicismo software y programa informático de forma equivalente).

Podrían proponerse varias clasificaciones de programas: gratis y pagos, a medida y estandarizados, lindos y feos, gráficos y de texto, de sonido y video, de sonido solo, que se cuelgan seguido, que se renuevan seguido y requieren nuevas computadoras, para sordos, de pantalla azul, que sufren virus, que no los sufren, etc.. Así podríamos seguir por varios párrafos, pero creemos que para comprender el problema debemos hacer foco en otra clasificación: aquella que se deriva de las condiciones de reproducción y uso que su creador eligió para el mismo.

Cuando alguien crea una obra intelectual, texto, dibujo, representación teatral, la legislación de nuestro país al igual que los modelos estadounidense y europeo, le reserva al autor, todos los derechos sobre la misma. Los mecanismos para hacer cumplir los mismos son variados y en el caso de los programas informáticos se expresa mediante una licencia3). En Uruguay, el proceso de registro implica la inscripción en la Biblioteca Nacional, mediante el pago de algo más que una unidad reajustable (algo así como 20 dólares); si bien el registro no es obligatorio, sí puede resultar una medida preventiva.

Al distribuir un programa, se establece un contrato entre productor y usuario, que define de qué forma puede ser utilizado, modificado o distribuido un programa; este contrato de denomina licencia. Habitualmente, las licencias establecían una serie de restricciones de uso. Cuando uno compra un programa, lo que adquiere es el permiso a utilizarlo bajo las condiciones que establece su licencia. Estas condiciones suelen ir desde impedir la instalación en más de una computadora, restringir el uso del programa a determinadas finalidades, impedir la realización de cambios al mismo, establecer prohibición de copia y préstamo (González Barahona, 2006:21). En general establecen que el usuario no es dueño del programa, sino que compra la posibilidad de utilizarlo con determinadas restricciones. A este tipo de licencia, de ahora en adelante, la denominaremos privativa, y al software restringido por la misma, lo llamaremos privativo 4).

Existen por otro lado, una serie de licencias que podríamos denominar no privativas, que establecen un número mucho menor de restricciones o directamente no las establecen. Nosotros llamaremos licencias libres a aquellas que garantizan 4 libertades básicas a quien adquiere 5) un programa:

  1. Libertad de uso sin restricción alguna
  2. De estudio y adaptación del mismo
  3. De redistribución
  4. y finalmente de modificarlo y publicar las modificaciones

En resumen, en este trabajo proponemos clasificar a cualquier programa informático en software libre —aquel que cumple estas 4 libertades— o software privativo (aquel que no cumple al menos una de ellas). Esta clasificación está en sintonía con la definición de la Fundación de Software Libre 6).

Por otro lado, si una licencia además de garantizar esas 4 libertades establece que las mismas deben mantenerse en la futura distribución del programa, es decir, que el mismo se conserve libre en sus “futuras generaciones”, ese tipo de licencia se denominan Copyleft (Himanen, 2001:42) (También se las llama robustas7)). La licencia Copyleft más conocida es la GPL (General Public License [Licencia Pública General]) promovida desarrollada por la Free Software Foundation.

Estrictamente hablando y refinando aún más la clasificación, habría dos tipos de SoL, el que es Copyleft (con licencia robusta) y el que no lo es (con licencia permisiva) pero en este trabajo, hablaremos en general de Software Libre y si fuera necesario nos referiríamos al software de licencia GPL.

Recordemos …

FIXME: dos párrafos nuevos

Un espacio de lucha

Lo que surge de esta clasificación de software, es la posibilidad de entender el campo8) de la producción y distribución del software de otra forma: como un campo de fuerzas en lucha por la apropiación de las tecnologías de la información de un modo particular. Por un lado están aquellos agentes o instituciones que defienden la producción y distribución de software privativo (SP) y por otro los que promueven la creación y difusión de software libre (SoL).

Los primeros, conforman un modelo de distribución basada en la propiedad intelectual tradicional, aplicando licencias privativas y defendiendo la cualidad de bien económico a los programas informáticos. Los segundos defienden un modelo diferente de distribución y licenciamiento del software en el que se entiende que el código debe ser libre y por tanto accesible y modificable por cualquiera. Esto último puede implicar un nuevo modelo de negocios, que desplaza la centralidad de la licencia y se basa en la necesidad de mantenimiento y adaptación, es decir en los servicios.

Siguiendo a Sylvia Lago, es importante hacer ver que: Por detrás de la problemática de si el software debe permitir a los usuarios modificarlo o prestarlo, aparece el problema de quién es dueño del conocimiento. ¿El conocimiento debe ser de unos pocos que reciban beneficios por ello o de la sociedad en su conjunto? A partir del movimiento que se dio en el software, más las implicancias que la cultura digital está teniendo en las obras artísticas, comenzó a discutirse de qué manera debe compartirse el conocimiento en la sociedad (Lago, 2006: 28).

Este espacio se está haciendo cada vez más complejo, desde que empresas multinacionales han decidido adaptarse al segundo modelo y se han diversificado los agentes. En esta línea han surgido nuevos conceptos que tratan de dar cuenta de otra forma de producción y distribución de software que se aparte del modelo empresarial capitalista. Algunos de estos conceptos son software comunitario o software público, pero no los desarrollaremos en este trabajo, dejando abierta la posibilidad de retomarlos en un estudio más profundo.

La confusión de la gratuidad

En lo que refiere al SoL, existe una confusión que lo asocia directamente con software gratis. Esto trae algunos problemas conceptuales. El hecho de que la mayoría del SoL pueda obtenerse gratuitamente no quiere decir que no pueda venderse o no puedan generarse ganancias en torno al mismo. De hecho grandes empresas como Google han desarrollado modelos de negocios multimillonarios basados en servicios y Software Libre.

Existe una cantidad innumerable de programas que son gratis y sin embargo no son libres. Los mismos pueden ser descargados, o pueden venir de regalo con una revista, o incluso pueden venir de regalo con la compra de algún equipo, pero no pueden ser mejorados, copiados, o utilizados con determinados propósitos. Podemos citar por ejemplo, el navegador web Internet Explorer de Microsoft o el CmapTools del IHMC; existen miles de programas gratuitos, o que ofrecen cierto porcentaje de funcionalidad de forma gratuita, pero esto no implica que sean Software Libre.

La confusión surge como ya se indicó debido a que la mayoría del SoL, puede obtenerse de forma gratuita, pero también debido a un problema de lenguaje. En inglés, la palabra free significa libre y también significa gratis, por ello los defensores del modelo, insisten en el slogan

“Free software” is a matter of liberty, not price. To understand the concept, you should think of “free” as in “free speech,” not as in “free beer.” 9)

El modelo SoL, no establece a priori la gratuidad del software. Es decir, ninguna de las libertades otorgadas en la licencia, o la garantía de la distribución bajo las mismas, establece prohibiciones a la ganancia por la producción del mismo. Tampoco por la distribución. Por ejemplo, es factible descargarse desde Internet una versión de Openoffice.org (el programa de oficina libre), grabarlo en un cd o dvd y venderlo en un comercio de informática sin violar su licencia y por tanto, sin violar las leyes de derecho de autor o de patentes de software.

Algunas veces incluso, puede ser costoso hacer un pasaje de un modelo al otro. Es decir, paso de un modelo en el que gasto entre mil o dos mil dólares en licencias por equipo, a otro en que las licencias no me cuestan dinero. Sin embargo, puede haber costos de adaptación y capacitación. Muchas veces el SoL no es gratis.

¿Código Abierto o Software Libre?

Debe hacerse una precisión más, que refiere a lo que se denomina código fuente del programa (source code en inglés).

El paradigma de programación establecido, promueve un modelo de programación que se basa en la separación del código fuente y el ejecutable. Es decir, por un lado un programador escribe el programa (código) y luego lo transforma (compila) para que pueda ser utilizado (ejecutado) en la computadora. El problema no radica en la separación, sino en la prohibición de acceder al código, el equivalente a los planos de un edificio: tengo el edificio pero no tengo los planos, ni otro tipo de especificaciones, por lo que se hace imposible crear modificaciones o mejoras. Por tanto, en el modelo anterior, los productores escriben los programas, crean los ejecutables y los distribuyen con licencias restrictivas.

En el segundo modelo, está el asunto de las libertades, pero para las mismas puedan ser ejercidas (en particular la de adaptación y la de mejora y redistribución) es condición necesaria que el código fuente se distribuya junto al ejecutable. Es decir, ahí está el edificio, ahí están los planos, “haga ud. lo que desee con él”. Como corolario de esto, debemos observar que si un programa informático no se distribuye con su código fuente, o si el mismo no está accesible, entonces no es software libre.

Sin embargo, al igual que en el problema de la gratuidad, que el código fuente esté disponible, no significa que el programa sea libre, pues de todos modos puede tener una licencia que restrinja alguno de los derechos que mencionamos anteriormente. Que tengas los planos del edificio, no necesariamente implica que le puedas hacer mejoras, es decir, que tengas los permisos para hacerlo.

Los agentes e instituciones que definen modelos no restrictivos sostienen una lucha en la que reclaman la bandera de cierta illusio. Por un lado están aquellos agentes e instituciones (Richar Stallman y la Free Software Foundation (FSF) como paradigma), que sostienen que la batalla contra el control y el poder privativo de las empresas debe darse en el plano del SoL y que la libertad es la conditio sin equa non para lograrlo. Por tanto lo que debe garantizarse, no es solo el acceso al código fuente, sino la libertad de utilizarlo, modificarlo, mejorarlo.

Pero también está el grupo de la Open Source Initiative (OSI), que fue fundada en 1998 por Bruce Perens y Eric S. Raymond. Este último escribió un paradigmático ensayo llamado La catedral y el bazar en el que analiza los dos modelos de desarrollo de software. Los que defienden el Open Source —término que pretende sustituir al de Free Software— plantean que la GPL al “contaminar” todo el software limita el uso comercial y algunas formas de desarrollo. Proponen la utilización de otro tipo de licencias permisivas (González Barahona et al, 2006: 28) como la BSD o la MIT.

Este grupo hace foco en la calidad del software de código abierto y de su sistema de producción y distribución, y no tanto en cuestiones éticas, políticas o filosóficas. Sin embargo ellos definen el Open Source mediante un decálogo que incorpora conceptos como “no discriminación” y “neutral tecnológicamente” 10).

En palabras de Jonas Löwgren, “Existen sutiles diferencias entre el software libre y el concepto, más difundido actualmente, de código abierto. El software libre en la versión de Richard Stallman es una visión profunda sobre la libertad, la comunidad, la cooperación y la emancipación en la sociedad ideal. El código abierto se concentra más en la eficiencia y la co-existencia con modelos contemporáneos de negocios. Sin embargo, ambos pueden coexistir[…]” (Gradin, 2004: 137).

Esta identificación con dos formas de entender el software no restrictivo conviven y podrían expresarse también en los grupos de usuarios locales, tema que vamos a abordar a lo largo del trabajo.

GNU/Linux y los grupos de usuarios

La emergencia de ciertos agentes e instituciones que luchan contra el poder establecido en este campo, puede situarse alrededor de los años 80, con la creación de la Free Sofware Foundation (FSF) por parte de Richard Stallman.

Sin embargo la historia de los hackers11) informáticos o el hackerismo es aun mucho más profunda y lejana: según Pekka Himanen sus verdadero inicio se remonta a la creación de UNIX12) por parte de Thompson y Rictchie (Himanen, 2001: 127).

La creación de la FSF data del año 1984 y tuvo como principal objetivo el proyecto GNU, que pretendía la creación de un sistema operativo 13) totalmente libre. Pero la tarea de construcción de un sistema operativo es extremadamente compleja, que requiere mucho trabajo en diseño y programación informática, requiere grandes equipos de trabajo y alta dedicación en tiempo y conocimiento.

En el año 1991 cuando la FSF aun no lograba resultados, sucedió un hito fundamental en la historia del Software Libre. Es el año en que Linus Torvalds, publica un “núcleo”14) de sistema operativo, bajo una licencia libre. Inspirado originalmente en minix, el núcleo fue publicado en Internet denominado Linux 15). La publicación en la incipiente Internet fue algo revolucionario, al punto que cautivó a muchísimos programadores que colaboraron en su futuro desarrollo. De esta conjunción de las herramientas GNU con el núcleo Linux, surge el sistema operativo GNU/Linux o más sencillamente Linux 16).

Ahora sí, teniendo un sistema operativo completamente libre, los hackers informáticos, los defensores de este nuevo modelo de distribución de software, ya pudieron dedicarse a la construcción del resto de las herramientas libres que la sociedad necesitaba.

Es así que emerge un nuevo fenómeno: una serie de grupos que apoyan este tipo de emprendimientos de creación, distribución y uso: surgen los grupos de usuarios GNU/Linux en todo el mundo, los LUG (Linux Users Groups [Grupos de usuarios Linux], y más adelante los grupos de apoyo al Software Libre o a las Redes Libres o incluso a la liberación del conocimiento y las producciones culturales). Incluso en nuestro país se han creado coordinaciones específicas para la contenido libre, como Wikipedia Uruguay u Open Street Maps.

GNU/Linux es el abanderado tecnológico del nuevo modelo que se contrapone al modelo de las primeras grandes empresas de software. Es resultado del trabajo de muchísimas personas y grupos, y es un sistema operativo capaz de competir con las grandes y poderosas multinacionales del planeta: tanto con Microsoft y su popular sistema Windows, como con Apple y su modelo de negocios High-End, basado en hardware y software de alta calidad, pero con licencias restrictivas.

Como muestra de esta última afirmación, es interesante notar que el 91.80% de las supercomputadoras17) de todo el mundo utiliza alguna versión de GNU/Linux 18).

¿Activismo Copyleft o crackers?

“La convergencia de la luchas sociales en la necesidad de defender unos espacios e infraestructuras comunicativas libres, así como por liberar los mecanismos de producción y distribución de bienes inmateriales, dota al copyleft de un amplio potencial de sinergias cooperativas entre movimientos sociales … Frente a otros modelos de activismo cerrado, clandestino o identitario (mucho más fácil de criminalizar y marginar) el factor decisivo de las posibilidades del activismo copyleft reside en la aplicación del sistema productivo copyleft al propio proceso de producción política …” (González Barahona et al, 2006: 177).

Ante esta situación de lucha planteada entre dos modelos, el actual-antiguo modelo de las grandes corporaciones basado en licencias por un lado y el modelo del Software Libre, podemos preguntarnos sobre las estrategias.

Algunos agentes manejan la posibilidad de la táctica de copiar y utilizar los programas de las grandes empresas como forma de sabotaje. Los crackers19) son quienes violan la seguridad de los programas y ponen a disposición del público en general estas violaciones para que estos los utilicen. Esta posible estrategia, está muy alejada de aquellos agentes que defienden el modelo del Software Libre, sin embargo cabe hacer algunas consideraciones al respecto.

Veamos un ejemplo que pone Laurence Lessig para ilustrar el problema:

“Cuando los chinos «roban» Windows, eso hace que los chinos dependan de Microsoft. Microsoft pierde el valor del software que ha tomado, pero gana usuarios que se acostumbran a vivir en el mundo de Microsoft….Si en lugar de piratear Windows de Microsoft los chinos usaran el sistema operativo libre y gratuito GNU/Linux, entonces esos usuarios chinos no acabarían comprando Microsoft. Sin la piratería, entonces, Microsoft saldría perdiendo” (Lessig, 2004: 86)

En Uruguay, es un hecho establecido que los programas se utilizan de forma ilegal 20).

Esta estrategia de piratería contra el modelo restrictivo, que podría llevarse adelante, no vislumbra el “problema de la adicción” que plantea Lessig y por otro tampoco el del código cerrado. Este último, implica problemas de seguridad, de inestabilidad y de estancamiento. Por ejemplo, los programas de código cerrado pueden enviar información a servidores centrales sin que sea posible auditarlos.

Cuando esta miopía se traslada vía dirigentes y mandos medios al gobierno, entonces estamos en problemas. Los gobiernos quedan atrapados en el dilema del único proveedor y de la gran transnacional cuando no en la imposibilidad de acceder a su propia información codificada mediante algún sistema privativo en el pasado, comprometiendo incluso su soberanía. Hay decenas de ejemplos de gobiernos e instituciones que han abandonado los sistemas privativos por considerarlos inseguros y poco fiables.

Es así, que la táctica que se ha convertido en estrategia, es la de crear, apoyar y promover sistemas informáticos y sistemas de distribución de la información completamente diferentes al establecido, y por momentos antagónicos. Esta práctica que nace desde los grupos que apoyan el Software Libre, se va diseminando lentamente en lo que podríamos denominar Activismo Copyleft.

Marco conceptual

“La extensión del ciberespacio ha hecho saltar muchos dogmas acerca de la organización de los grupos humanos, y ha dado pie a que se establezcan relaciones entre los individuos y los colectivos radicalmente nuevas, sin precedentes en la historia ni en la biología. El ciberespacio no es otra cosa que el soporte técnico indispensable para dar pie a la inteligencia colectiva. El movimiento social que se desarrolla en el ciberespacio –las comunidades virtuales–, cada vez más masivo y potente, prefigura y actualiza muchas de las cosas de las que teorizamos en los ámbitos antagonistas como un ideario de futuro. La activación de modos de cooperación flexibles, transversales y no mercantiles y la distribución coordinada de los centros de decisión están creando formas comunitarias, emancipadoras, socializadoras y horizontales. En efecto, el movimiento social que se mueve en el ciberespacio carece de programa político, pero la autonomía, la apertura a la diferencia, el espacio sin fronteras (la universalidad) y la libre circulación del saber –la oposición radical al copyright y a la propiedad intelectual– son sus valores constituyentes” (Miquel Vidal 1999 en Gradin, 2004: 111).

Relevancia sociológica de las TIC

La sociología se ha preocupado desde sus inicios, por los diversos problemas o fenómenos que enfrenta la sociedad: integración, desigualdad, consenso, cambio, etc.. En los últimos años, hemos asistido a cambios vertiginosos con el desarrollo de las TIC y su profunda incorporación a la vida cotidiana de parte de la humanidad. Entendiendo por TIC

“el universo de dos conjuntos, representados por las tradicionales Tecnologías de la Comunicación (TC) –constituidas principalmente por la radio, la televisión y la telefonía convencional- y por las Tecnologías de la Información (TI), caracterizada por la digitalización de las tecnologías de registro de contenidos (informática), de las comunicaciones (telemática) y de las interfases (mediática), lo cual ha sido posible dada la adaptabilidad que ofrece la computación” 21).

Algunos enfoques analíticos, ponen el énfasis en las dimensiones y profundidad del fenómeno de los transportes y las comunicaciones, llamándolo Globalización. Otros, como Castells, denominan a este momento histórico como Sociedad de la Información. Por otro lado, también se le ha llamado Sociedad del conocimiento (Martín Barbero) o Sociedad de la información y el conocimiento.

Cabe mencionar un enfoque que denomina esta etapa de la historia de la humanidad como “Capitalismo Cognitivo”, que expresa mejor los fuertes procesos que se han desatado en torno a las TIC, poniendo en evidencia “esa dimensión conflictiva y radicalmente contradictoria que se sitúa también como problema de gobierno y de dominio” (Bountag, 2003: 14). Su tesis central es que estos procesos pueden verse como una nueva mutación del capitalismo, en que el conocimiento pasa a ser el principal factor productivo.

Para entender todo el problema que vamos a desarrollar, debemos partir de una división primaria en lo referente a la informática: por un lado existe lo que se denomina hardware, es decir los aparatos, la circuitería, los elementos físicos que componen estas tecnologías y a las redes de fibra óptica que los interconecta. Por otro lado, el software o programas, son las rutinas o instrucciones que hacen que esa circuitería funcione y que la información sea procesada; el software puede pensarse como conocimiento acumulado en forma intangible.

Estos componentes a los que hemos hecho mención, y que hemos llamado hardware, que necesitan programas para funcionar, son re-progamables; es decir, su comportamiento, su funcionalidad, puede variar conforme modifiquemos los programas que los gobiernan. Esto es de una importancia fundamental en tiempos en que las TIC, se han incorporado a muchos de los procesos que se desarrollan en las sociedades actuales, sobre todo, se han vuelto elementos de la vida cotidiana de las personas: desde la realización de un trámite, la realización de un análisis médico, hasta cruzar una calle con semáforo: todo cada vez más está siendo mediado por las TIC.

Los programas (como toda información) pueden propagarse con una gran velocidad y un coste tendiente a cero —gracias al desarrollo de las redes e Internet—, y el conocimiento en torno a su creación y funcionamiento, se vuelve un elemento central. Es decir, el saber cómo crear o modificar programas, se vuelve un elemento clave en el manejo del hardware y el procesamiento de información, y por lo tanto en el control de muchos de los procesos a los que hemos hecho alusión. Es decir, el conocimiento asociado al software, se vuelve central para controlar aparatos, procesos y redes de información que atraviesan a las sociedades del siglo XXI.

Por ello es de suma importancia, que la sociología se encargue de estudiar un fenómeno emergente, asociado a el problema de la generación y desarrollo del software. En este sentido pueden identificarse dos modelos y se estudiarán aquellos grupos que promueven el modelo emergente.

Así nos realizamos las siguientes pregunta: quienes lo promueven al Software Libre ¿Conforman algún tipo de movimiento? En tal caso ¿qué características presenta?

Los "movimientos sociales"

Los grupos y organizaciones, han sido foco de estudio de la sociología desde hace mucho tiempo. En particular, a partir de los años 80 comienza a hablarse de nuevos movimientos sociales, para referirse a los movimientos que surgen en los años 1960. Sin embargo, a partir de la década del 90 del siglo pasado, con la generalización de las TIC y la emergencia del conocimiento como factor productivo aparecen nuevas formas de acción colectiva que requieren nuevas categorías para dar cuenta de ellas de mejor forma.

El paradigma de este tipo de movimientos, es el Neozapatismo, visibilizado a través del Subcomandante Marcos y la utilización de las TIC como herramienta fundamental para la difusión de sus demandas y para promover acciones de diverso tipo. Es así que han surgido muchos movimientos afines al mismo. Además de este movimiento encontramos también a ATTAC, Marcha Mundial de las Mujeres e Indymedia, entre otros que plantean nuevas formas de acción y comunicación.

Siguiendo a Boaventura de Sousa Santos, se puede afirmar que hay una gran heterogeneidad y que es muy difícil explicarlos desde una teoría unitaria. Sin embargo, “La novedad más grande de los NMSs reside en que constituyen tanto una crítica de la regulación social capitalista, como una crítica de la emancipación social socialista tal como fue definida por el marxismo” (De Sousa Santos, 2001: 178). A su vez, estos no rechazan la política, sino que plantean ampliar su base más allá del marco liberal entre estado y sociedad civil. Este autor propone analizarlos desde el principio de comunidad roussouniana, que implica las ideas de horizontalidad, participación y solidaridad, y a través de ellas fundar una nueva cultura política que implique una nueva calidad de vida personal y colectiva. Estas últimas se basan en los preceptos de autonomía, autogobierno, descentralización, democracia participativa, cooperativismo y producción socialmente útil (De Sousa Santos, 2001: 181).

Sylvia Lago, en su trabajo “Movimientos sociales y comunicación en la sociedad de la información” encuentra algunas transformaciones en el proceso de acción colectiva, que tienen que ver con la “reterritorialización, la diversificación de formas de acción y la articulación transversal de reivindicaciones sociales”. Haciendo foco en los movimientos de resistencia global (denominados por la prensa como “movimientos antiglobalización”) rescata algunas características que surgen a partir de su emergencia: mundialización de la protesta, simultaneidad de las acciones, nuevas formas organizativas, diversificación de estrategias y “relevancia de la comunicación en los procesos de activismo social y político” (Lago, 2006: 13).

Por otro lado Ilse Scherer-Warren, diferencia “colectivo de red” y “red de movimientos sociales”. Aquellos grupos u organizaciones que “quieren difundir informaciones, buscar apoyos solidarios o establecer estrategias de acción conjunta”, son los colectivos de red. Por otro lado, aquellos que “trascienden organizaciones empíricamente delimitadas, que conectan de forma simbólica, solidaria o estratégica sujetos individuales o actores colectivos, cuyas identidades van construyendo un proceso dialógico” son las redes de movimientos sociales. Este proceso dialógico, implica determinadas identificaciones sociales (identidad), establece marcos de conflicto (adversario) y produce propuestas o proyectos alternativos (proyecto). Se proponen entonces 3 dimensiones de análisis para dar cuenta de la transformación de sujetos y actores colectivos en redes de movimientos sociales: temporalidad, espacialidad y socialbilidad (Scherer-Warren, 2005: 78).

En cuanto a la temporalidad, las redes de movimientos sociales, pueden respaldarse tres momentos: a) en el pasado, reclamando tradición e indignación; b) en el presente, a través de la protesta la solidaridad y la propuesta; y c) en el futuro a través del proyecto, la utopía. Las TIC se presentan como “medios eficaces para la aproximación y revisión de varias temporalidades.

En cuanto a la espacialidad, las redes de ciberactivistas, crean territorios virtuales intencionadamente, que se definen por ciertas causas o afinidades políticas, culturales o ideológicas. En este sentido se observa una cantidad en aumento de las conexiones del espacio mundial con los espacios locales. Por tanto resulta de utilidad, estudiar las relaciones que se dan, en estos territorios, entre colectivos en red y movimientos sociales; deberían estudiarse las conectividades de la red:

  • Interacción de actores y organizaciones locales con colectivos regionales, nacionales y transnacionales
  • Cuáles son las nuevas territorialidades de acción
  • Cuáles organizaciones, actores y movimientos son integrados o excluidos a través de las redes (y sus razones)
  • Qué forma asumen las interacciones en las redes (y sus resultados)

Finalmente, en lo referente a la sociabilidad, pueden analizarse a partir de dos tipos de relaciones sociales: vínculos directos (redes sociales personalizadas) y “articulaciones políticas entre actores y organizaciones, en espacios definidos por la conflictividad de la acción colectiva” (Scherer-Warren, 2005: 86). Además las formas de sociabilidad de las redes, pueden ser referidas según las siguientes categorías analíticas: reciprocidad, solidaridad, estrategia y cognición.

FIXME: sujetos colectivos

FIXME: sociedades en movimiento

Estrategia metodológica

Se realizó un abordaje metodológico que permitiera indagar sobre las percepciones y significaciones de aquellos agentes que defienden el modelo del Software Libre. Estos se nuclean en grupos que son nuestro objeto de investigación y tiene un alto grado de verosimilitud asumir que las personas que pertenecen a determinado grupo, que defiende determinados intereses, expresarán en gran medida el discurso grupal.

Por ello, se tomó un criterio de selección teórica, y se seleccionaron participantes de los diferentes grupos que promueven el modelo SoL en nuestro país:

  • Ceibal JAM
  • Debian Uruguay
  • Fedora Uruguay
  • Linux Uruguay
  • Linux Paysandú
  • Ubuntu Uruguay
  • UyLUG
  • Montevideo Libre
  • Linux Salto (*)
  • Ruby Uruguay (*)

Además de estos grupos, se constató la presencia de otros, muy emparentados, que resultan de gran utilidad para comprender las dimensiones y profundidad de los fenómenos que buscamos indagar, por lo que también se agregaron a la muestra.

Uno de estos grupos es el Coworking Montevideo, que es un espacio de trabajo semi-cooperativo; un lugar de referencia territorial para los grupos mencionados anteriormente, particularmente los montevideanos.

Por otro lado, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre, es una actividad que se desarrolla en varios países de América Latina, en decenas de ciudades. Su expresión local, el FLISOL Uruguay, es la coordinación más importante que han logrado los grupos SoL de todo el país. Se realizó una entrevista con uno de los coordinadores de esta meta-organización.

También se tuvo la oportunidad de incluir a Sugar Labs Internacional a través de su líder, Walter Bender. Este grupo, es el que está llevando adelante la programación del sofware Sugar: el entorno gráfico que permite que funcionen las XO22). Si bien no formaba parte de la muestra teórica original no se perdió la oportunidad de incluirlo como informante calificado, que podía otorgar una visión más global del fenómeno del Software Libre en nuestro país.

Entonces, se trabajó con 2 informantes calificados y 10 grupos que impulsan o promueven el Software Libre. El avance del trabajo, determinó que se llegara a la saturación teórica antes de entrevistar a los dos últimos grupos de la lista presentada anteriormente (Los que están marcados con *).

Por último, me gustaría mencionar dos o tres grupos que están en diferentes etapas de emergencia y que si bien no son grupos SoL, están emparentados directamente con estos. Me refiero por un lado a una coordinación para crear mapas satelitales de forma colaborativa. Me refiero a un grupo de personas que se han agrupado para cargar mapas a OpenStreetMap23). Su actividad consiste en recorrer diferentes puntos del país con sus dispositivos GPSs24) y subir luego a Internet sus trayectos y recorridos.

Por otro lado está en proceso de formación, la sección uruguaya de la Wikipedia, es decir, un grupo de personas que se reúnen para crear contenidos libres en dicha enciclopedia. Dado el funcionamiento de dicha enciclopedia, nada impide que cualquiera cree contenido, pero la particularidad en este caso, radica en el agrupamiento que se está conformando.

También está en formación un espacio llamado Hack Space Montevideo, que según su web, es:

Un hackspace, también llamado hackerspace o hacklab, es un lugar (físico, en el mundo “real”) donde gente con intereses comunes, usualmente en informática, electrónica, arte o tecnología en general se reúne para socializar o colaborar en diversos proyectos asociados a las disciplinas antes mencionadas 25). Este espacio que utiliza las instalaciones de Coworking Montevideo para reunirse, de alguna forma retoma la definición de hacker que problematiza Himanen y lo lleva a la práctica. Por eso creo que está muy relacionado con el tema de estudio (Himanen 2001: 16).

Finalmente, existe un grupo en pleno proceso de creación, cuyo objetivo central es impulsar y acompañar procesos de incorporación de Software Libre en la Universidad de la República. En momentos de terminar este trabajo, dicho grupo está redactando sus “estatutos”, es decir, construyendo los documentos que lo constituirán como parte mismo de la Universidad.

Entrevista en profundidad semiestructurada

Se decidió un abordaje mediante la entrevista en profundidad semiestructurada, entrevista focalizada (Merton y Kendall, 1960) o entrevista abierta (Oxman, 1998: 10; Alonso, 1999: 227). Se se diseñó una pauta o guión de entrevista para recoger los elementos que se plantearon en el análisis previo del problema en estudio, pero con la apretura suficiente como para cambiar conforme se desarrollara la investigación. Y así sucedió: la pauta fue cambiando conforme las entrevistas iban sucediendo, hasta llegar a la que puede leerse en los anexos de este trabajo.

La elección de esta técnica obedece a su potencial para dar cuenta de las percepciones y construcción de sentido de los agentes sociales, y su posibilidad de apertura, dado que el tema de estudio está prácticamente inexplorado en nuestro país, por lo que debió realizarse un estudio exploratorio con posibilidad de nuevos hallazgos.

Si bien el objeto de este trabajo son los grupos SoL, es posible recoger características generales de los mismos y su discurso común, interrogando a alguno de sus participantes. A su vez, dado su tamaño relativamente pequeño, se considerará que las percepciones y significaciones sobre los temas de interés no tendrán variaciones importantes a la interna del mismo. Es decir, entrevistando a los individuos se logrará captar la illusio grupal, como se mencionó en el apartado anterior.

De las 12 personas entrevistadas, dos corresponden a informantes calificados, y 10 a grupos u organizaciones que promueven el Software Libre. De estas 10 personas, 3 fueron mujeres, cuestión que no es menor, dada la baja representatividad que tienen ellas en el total de los grupos estudiados. Por la variedad de los mismos y personalidades entrevistadas, creo que se ha construido una muestra variada, que permitió generar un corpus discursivo coherente que permitirá un análisis de las percepciones que tienen del fenómeno aquellos actores que defienden el modelo del Software Libre.

Dada la proximidad social de los participantes de los grupos, con el entrevistador, resultó una técnica de gran utilidad para lograr la producción discursiva compartida (Blanchet, 1989: 99). Sin embargo cabe explicitar un poco más esta proximidad: no solo es una proximidad social, es una proximidad en cuanto a conocimiento en la temática. En lo personal, no solo he estudiado en Facultad de Ingeniería algunos años, sino que he utilizado Software Libre desde hace 10 años y he participado en alguno de estos grupos y en alguno de los eventos que los mismos promueven. Más allá de esto, he trabajado con la seriedad y rigurosidad que los protocolos de investigación cualitativa establecen.

Cabe hacer mención de dos entrevistas que fueron realizadas bajo condiciones diferentes a las habituales, a las que plantean los manuales. La primera fue la que se realizó a Walter Bender, de Sugar Labs: la misma se realizó en los establecimientos de la Facultad de Ingeniería. Si bien fue previamente pactada, Bender partía esa misma tarde hacia EEUU, por lo que hubo que hacerla en una habitación con entrada y salida de gente, y gracias a la gentileza de los estudiantes del “Proyecto Butiá” que donaron parte de su tiempo, para realizarla. Además la misma transcurrió en su totalidad en inglés 26).

La segunda, fue la realizada al miembro de Linux Paysandú. Dadas las dificultades de viajar a dicha ciudad, se intentó realizar la entrevista mediante una Videoconferencia Web, con resultado muy satisfactorio, sentando un precedente importante para poder explotar en el futuro. De la misma, se grabó tanto audio como video.

En cuanto al análisis, se realizará un análisis categorial clásico, descomponiendo los textos (entrevistas) en unidades y clasificándolas en categorías según analogías. Dado el carácter descriptivo del estudio y los alcances del mismo resulta pertinente tal tipo de abordaje (Bardin, 1977: 120).

Finalmente, en futuros trabajos, podría ser conveniente realizar nuevas entrevistas a algunos de los grupos emergentes a los que ya nos hemos referido y muy probablemente, sea de gran utilidad, aplicar alguna otra técnica complementaria como puede ser por ejemplo un grupo de discusión, para profundizar e indagar en el discurso común del movimiento.

Plataformas informáticas para sistematización y análisis

Desde el inicio de este trabajo, el mismo estuvo disponible en su amplia mayoría en Internet (salvo aquellas porciones que se consideraran podrían distorsionar el proceso de investigación o aquella información protegida por las leyes de copyright). Se buscó un mecanismo de sistematización de información que fuera coherente con el tema que se estaba estudiando y con lo que considero debería una regla general para todo proceso de creación de conocimiento dentro de la Universidad: uno que estuviera basado en plataformas de Sofware Libre.

Se utilizó para ello, un tipo de software para la creación colectiva de textos denominado wiki27). Si bien, el aspecto colaborativo no llegó a explotarse, sí permitió aprovechar otras características del la misma: por un lado, permitió tener sistematizado todo el material generado y recogido durante la investigación de una forma sencilla y ordenada al que pude acceder desde cualquier computadora con Internet. Esto a su vez, brindó la capacidad de hacer públicas determinadas porciones de la misma y realizar consultas a una variedad de actores que enriquecieron el trabajo con sus críticas.

Por otro lado, permitió la creación de hipertexto: un grupo de textos interrelacionados mediante enlaces que permiten una lectura mucho más enriquecedora de lo que podría brindar la linealidad28). A su vez siempre fue posible acceder a los cambios que se fueron realizando sobre el texto original, permitiendo ver la evolución del trabajo e incluso recuperar porciones del texto que se pensaron inservibles y fueron retomados más adelante.

En resumen, sistematización, acceso propio y a terceros, hipertexto e historia, son las características que ofreció esta forma de trabajo. En el siguiente enlace, puede encontrarse este trabajo en su forma de wiki, en su forma viva e hipertextual: http://lupa.homelinux.com/wiki

Para el momento del análisis surgió un problema importante, al no poder encontrar alternativas libres a dos programas privativos para el análisis de entrevistas, estos son: AtlasTi y MaxQDA (u otros similares). No solo eso, además apareció el problema de la ausencia de estos programas (incluso si se compraran o piratearan) en plataformas GNU/Linux.

Se recurrió a diversos autores (Richards & Richards, 1994; Weitzman, Eben, 2003), pero ninguno de ellos llega a visualizar este tipo de inconvenientes, por lo que fue necesario realizar una investigación 29) para superar este problema. Los resultados de la misma pueden observarse aquí: http://lupa.homelinux.com/wiki/doku.php?id=tesis:caqdas

En ausencia de una alternativa cómoda y fácil de instalar se recurrió a una combinación de un potente programa de análisis estadístico, con un agregado que permite “etiquetar y recuperar” segmentos de texto. Así, R, en conjunto con RQDA 30) 31), fue la solución que se encontró para la tarea del análisis. Por supuesto que esta combinación de programas también es una solución de Software Libre.

Análisis

Futuras líneas de estudio

  • SoL y software comunitario
  • Software Público
  • El resto del campo: la otra cara de la moneda; empresas y otras instituciones
  • El problema del desarrollo del software nacional como software privativo

Bibliografía

Anexos

1)
El concepto de Copyleft tiene dos significados: su significado original, refiere a una característica de un tipo de Software Libre que desarrollaremos más adelante. Pero existe otro significado, que es mucho más general y refiere a un movimiento o modelo que promueve la libre circulación de saberes. Para profundizar en el concepto de Copyleft: González Barahona et al 2006, pág. 12, pág. 25, pág. 60, pág. 102.; Himanen, Pekka, 2001, pág 42.; Miquel Vidal 2000 en Gradin, Carlos 2004, pág. 51
2)
Para una exploración del florecimiento de la industria del software en nuestro país, Alén Pérez Casas, 2004
3)
Existen programas licenciados con más de una licencia. Por ejemplo Mozilla Firefox se distribuye con 3 licencias
4)
aunque suele llamarse también propietario, en este trabajo utilizaremos privativo, pues creemos está más en consonancia con lo que se quiere denominar
5)
Tanto si lo compra, como si lo descarga de Internet o lo recibe de un amigo
6)
Free Software Foundation: www.fsf.org
7)
Para una discusión sobre licencia libre robusta/permisiva ver González Barahona et al., 2006: 27
8)
Entendiendo campo como conjunto o red de relaciones objetivas e históricas ancladas en posiciones de poder (Bourdieu, 2008: 44).
9)
“Software libre es un tema de libertad, no de precio. Para entender el concepto, debes pensar en libre como libertad de expresión y no como cerveza libre[o gratis]”. The Free Software Definition
10)
/www.opensource.org/docs/osd
11)
Para una discusión sobre el concepto de hacker, ver Himanen, 2001
12)
Un sistema operativo multi-usuario y multi-plataforma desarrollado por el laboratorio Bell de At&T
13)
Un sistema operativo, es el programa que permite que una computadora funcione
14)
un núcleo o kernel, es una pieza central de un sistema operativo
15)
linus+minix=linux
16)
Si bien, coloquialmente se lo denomina Linux, hay una disputa en torno a llamarlo Linux o GNU/Linux. Este asunto aun no está saldado
17)
Las 500 computadoras comerciales más poderosas
18)
Fuente: http://www.top500.org/stats/list/36/osfam (Noviembre de 2010)
20)
Un 70% de “piratería” según Software Legal (Microsoft, Autodesk, Corel, Artech, etc..): http://www.softlegal.org/pirateria_uruguay.htm
21)
PNUD “Informe sobre Desarrollo Humano en Venezuela”
22)
Las laptops para los niños del Plan Ceibal
23)
Un proyecto para crear mapas libres colaborativamente. Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/OpenStreetMap
24)
Sistema de Posicionamiento Global
26)
De esa tarde, existe un video, donde pueden verse los estudiantes del Proyecto Butiá, mostrando sus trabajos al investigador del MIT: http://www.vimeo.com/17387947
27)
en particular en este caso se eligió DokuWiki, sobre Apache y GNU/Linux (todas herramientas de Software Libre)
28)
“Mientras la generación de nuevo conocimiento requiere siempre la aplicación de la teoría a la información recombinada, la capacidad de experimentar con esta recombinación desde una multiplicidad de fuentes extiende considerablemente el dominio del conocimiento, así como las relaciones que se pueden establecer entre los diferentes campos (justamente la fuente de innovación cognoscitiva en la teoría de las revoluciones científicas de Kuhn)” (Himanen, 2001:114).
30)
RQDA es un plug-in para R. Un plug-in es un programa que amplía la funcionalidad de otro. En este caso, RQDA amplía la funcionalida de R, que es un programa para análisis estadístico, dándole la posibilidad de analizar y etiquetar textos
31)
HUANG, Ronggui. (2010). RQDA: R-based Qualitative Data Analysis. R package version 0.1-9. URL http://rqda.r-forge.r-project.org/
tesis/proyecto.txt · Última modificación: 2018/06/13 20:57 (editor externo)